jump to navigation

Mor Txillardegi, el sociolingüista matemàtic 16 gener 16UTC 2012

Posted by xarxes in estadística, lectures, sociolingüística, sociologia, tesi, xarxes.
trackback

Ha mort Txillardegi (José Luis Álvarez Emparanza). Vaig saber d’ell per la “sociolingüística matemàtica“. Una aproximació a la sociolingüística que no és més matemàtica que altres aproximacions estadístiques. Però que  sí sobreïx per tenir en compte una visió relacional de les llengües. Mesura el nombre de parlants de cada llengua en una comunitat donada,  i formula els càlculs per a pronosticar quin percentatge de relacions seran en una llengua o en una altra. A partir d’esta mesura, hipotetitza que els parlants de la mateixa llengua mantenen una tendència a parlar amb altres persones que són de la seua pròpia llengua, mantenint relacions d’entropia. Esta tendència és la que manté un important percentatge de relacions en les llengües minoritàries, que en una situació d’aleatorietat de les relacions farien encara més reduïda la presència d’estes llengües del que ja ho són per proporció de parlants existents d’esta llengua (isotropia). Les mesures pronosticades pel model matemàtic eren comparades amb el que s’escoltava pel carrer.

Este tipus de plantejaments, per senzills que puguen paréixer, no són habituals en recerca sociolingüística internacional. I van ser publicats per Txillardegi l’any 1984 en basc (i en castellà l’any 2002).

Per casualitat, Txillardegi ha mort pocs dies abans que Manuel Fraga. És de gran valor comparar el què diuen d’un i altre la premsa espanyola. En el cas de recorreguts polític tan amples al llarg de la vida, i en el cas de Txillardegi, sobretot marcat més per la carrera literària i acadèmica que per la política, és curiós que només es recorda els seus inicis. Com que de notícies poc amples de la personalitat de Txillardegi en podreu trobar a totarreu, prefereixo enganxar aquí una de molt ampla de Noticias de Navarra.

PS: També podeu visitar el perfil que dibuixa la Viceconsellera de Política Lingüística del Govern Basc. Txillardegui: una vida entregada al euskera

Fallece ‘Txillardegi’, figura esencial de la política y la cultura vasca contemporánea

El padre de la novela moderna en euskera y fundador de ETA muere en casa a los 82 años.

José Luis Álvarez Enparantza, referente de la izquierda abertzale, impulsó de forma decisiva el euskera batua

Donostia. José Luis Álvarez Enparantza, Txillardegi, figura sin la que no se puede comprender ni explicar la política y la literatura vasca del último medio siglo, murió ayer a mediodía en su casa de Donostia a los 82 años. Aunque de vez en cuando todavía se le podía ver por las calles de Donostia, era visible el debilitamiento de su salud fruto de su edad. La familia ha instalado la capilla ardiente en el tanatorio de Rekalde hasta hoy a las 15.30 horas. Después, se le brindará una despedida en la intimidad de la familia. La izquierda abertzale le dedicará el día 29 un “homenaje nacional” en Donostia, cuyos actos se concretarán “en los próximos días”.

Fundador de ETA, ingeniero y escritor, euskaldunberri -retomó el estudio del euskera de su infancia a los 20 años- y padre de la novela moderna vasca, ensayista e impulsor decisivo del euskera batua, referente de la izquierda abertzale y fundador de Aralar, las inquietudes de Txillardegi se resistían a la simplificación, y todas bebían de la misma fuente: su compromiso con Euskal Herria, su entrega a esta realidad cultural. Era, como recordaba ayer la profesora de la UPV Mari José Olaziregi, “un intelectual orgánico, en el sentido marxista de la palabra, con una actitud crítica ante el establishment cultural de una sociedad y de una época”.

A finales de los años 50 ocurren los dos acontecimientos que marcarían su vida y la historia contemporánea vasca. En 1957 publica Leturiaren egunkari ezkutua, considerada junto a Egunero hasten delako de Ramon Saizarbitoria, la primera novela moderna vasca. Dos años después, el 31 de julio de 1959, sería el encargado de enviar la carta que notificaría al Gobierno Vasco en París el nacimiento de ETA. En 1961 se exiliaría, tras publicar su segunda novela, Peru leartzako. Y en 1965, con Huntaz eta hartaz, una colección de diez ensayos, renovó también el género con su lenguaje “directo”.

Los 60 no fueron más sosegados. En París estudió Lingüística y se doctoró con una tesis sobre el acento vasco. Abandonó ETA en 1967 y diez años después regresó a Euskadi para impartir clases de Fonología Vasca en la antigua EUTG (la actual Universidad de Deusto). Allí lo conoció Olaziregi, hoy profesora titular de Literatura Vasca en la UPV-EHU y directora de Euskera del Instituto Etxepare, cuando era estudiante de Filología Vasca. Lo recuerda como “un profesor que se vaciaba en clase, muy trabajador, didáctico y dinámico; un seductor”.

Olaziregi y sus compañeros de clase penetraron en la modernidad con el protagonista de la primera novela de Álvarez Enparantza, Leturia, “el primer héroe problemático” de nuestra literatura. “A la literatura vasca le costaba quitarse el yugo del costumbrismo, eran novelas que proporcionaban una visión ideal de la vasquidad y que estaban desconectadas del lector que consumía literatura en Euskadi y que encontró en Txillardegi un escritor entroncado en su época: una novela en un ámbito urbano, contada en primera persona, con un protagonista que sufre, que no le encuentra sentido a la vida, influido por Sartre: era distinto a todo lo que habíamos leído hasta entonces”, describe.

“Todos los escritores actuales le debemos mucho a Txillardegi porque en los años más duros, tristes y oscuros de la literatura vasca, hay una década negra de mediados de los años 40 a mediados de los 50, en la que él empieza a publicar e introduce la novela en la modernidad”, señala Ur Apalategi, uno de los escritores más prometedores del panorama euskaldun. “Transformó por completo el paisaje novelístico vasco, lo hizo pasar del costumbrismo a la modernidad”, coincide.

Hace unos años el centro cultural Koldo Mitxelena le encargó la organización de unas jornadas sobre el escritor donostiarra. “Tuve la suerte de contar con su ayuda personal, para componer el programa. Era un hombre culto y muy abierto al dialogo, que sabía escuchar, no estaba ensimismado. Le tengo mucho cariño -el autor de Iparralde habla, sin darse en cuenta, en presente- y lo recuerdo como alguien muy agradable, inteligente y enriquecedor, que respetaba mucho a las personas”.

euskera batua El concepto de deuda también asoma al discurso de Xabier Kintana, secretario de Euskaltzaindia. “Los escritores de mi generación y los de la siguiente le debemos planteamientos que ahora no se discuten, pero que antes ni se planteaban. Él sustituyó de forma clara la sangre y los apellidos por el elemento cultural y lingüístico en la base nacional vasca; defendió que es vasco el que sabe euskera y tiene asimilada la cultura vasca, tenga los apellidos y el origen que tenga”, recuerda el filólogo. Txillardegi también fue un bastión contra la idea de que el euskera era “dificilísimo” de aprender. “Con su ejemplo lo demostró y nos animó a muchos a seguirle”, señala Kintana. Olaziregi evoca sus tablas de verbos en euskera, que, en los años 70, pasaban de “mano en mano” por todos los estudiantes.

El autor donostiarra siguió con determinación la declaración de Lizardi que reclamaba que el euskera era una lengua para todo, “no solo para el campo, el caserío y el mar”. Txillardegi quiso que el euskera sirviera de expresión a los vascos “modernos y urbanos”, como se plasma en sus propias novelas y en sus temáticas, e hizo una “clara” apuesta por un idioma nacional, para todos los territorios.

“Si Koldo Mitxelena fue el teórico del euskera unificado, los que convencieron de sus bondades fueron Gabriel Aresti en poesía y Txillardegi en prosa”, resuelve Kintana. “Sus aportaciones personales nos abrieron los ojos a muchos”.

Abrió tantos senderos que a nadie le resulta sencillo resumir su aportación. El escritor irundarra Markos Zapiain, uno de los expertos en su obra, hacía ayer un esforzado ejercicio de síntesis: “Además de crear ETA, en lo más oscuro del franquismo, Txillardegi renovó el concepto de vasco. Liberó el patriotismo del folklore y lo llevó hacia la izquierda. Dio un impulso decisivo al euskera batua, y encaminó la novela vasca a la modernidad. A través de Huntaz eta hartaz, abrió los ensayos vascos a temas como el suicido, el existencialismo, el anticolonialismo o el estructuralismo”. Cada una de estas aportaciones le habían asegurado, por sí solas, un espacio en la historia. Por esta colección, Zapiain concluye que “ha sido el euskaldun más importante de la segunda mitad del siglo XX”.

Algunos consideran, sin embargo, que su obra literaria merece más (re)conocimiento. “Es posible que a partir de la muerte de Franco su posicionamiento político a favor de un compromiso público y claro del escritor, le impidiera obtener más reconocimiento de ciertos sectores de la vida cultural”, señala Apalategi. Pero lo que ocurrió, a su juicio, es que “en los años 80, al llegar una nueva generación de escritores que tomó el poder -el boom de la literatura vasca-, la gente que ocupaba los lugares principales antes de esa explosión, quedó apartada”, analiza. Y “Txillardegi ha seguido existiendo como autor para los institutos, pero no se conoce su obra. Aparte del hito de Leturia es un autor bastante desconocido, y pienso que es un autor que se merece que se le lea. Ahora puede ser el momento para empezar a leerlo y ver lo que realmente ha aportado”, sugería ayer.

l 1957: ‘Leturiaren egunkari ezkutua’ (Euskal idazlanak).

l 1960: ‘Peru Leartzako’ (Itxaropena).

l 1965: ‘Huntaz eta Hartaz’ (Goiztiri).

l 1968: ‘Elsa Scheelen’ (Kriselu).

l 1972: ‘Hizkuntza eta Pentsakera’ (Gero).

l 1974: ‘Euskara batua zertan den’ (Jakin).

l 1977: ‘Oinarri bila’ (Irakur Sail).

l 1978: ‘Euskal Herritik erdal herrietara’ (Egile editore).

l 1979: Fonologiaren matematikuntza | UEU.

Comentaris»

No comments yet — be the first.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: